¿Cómo armar un original de impresión?

Las máquinas de impresión reciben archivos diariamente, pero si no cumple con las características de un original de impresión, nosotros ya sabemos que tu pedido va a tener problemas con respecto a su calidad.

¿Qué debe cumplir un original?

  • Respetar los formatos. Un archivo debe estar en formatos PDF, AI, PSD, TIFF, estos corresponden a los programas utilizados para armar el original. En el caso de un archivo JPG o PNG, deberá tener una resolución mínima de 300 dpi, o ser de gran tamaño.
  • De ninguna manera podemos procesar fotos o screenshots con nuestras máquinas, sólo por ver tu logo en una foto de una tarjeta, un cartel o cualquier soporte no podemos disponer de él mediante esto.
  • El peso del archivo: Si tu impresión es de gran formato, el archivo puede ser muy pesado, por lo tanto, la resolución aceptada es de 150 dpi.
  • Demasías: Nuestras maquinas cortan en grandes cantidades, por lo tanto necesitamos que tu archivo tenga una demasía mínima de 5mm, ya que en caso de que las hojas se muevan un poco, el diseño quede intacto.
  • Líneas de corte: Para guiarnos en el proceso de corte es recomendable que tu archivo tenga las líneas de corte correspondientes en cada extremo.
  • El texto en curvas: Cuando abrimos un original de impresión por más que cumpla con todas las características de uno, si nos pide la fuente que utilizaste y no la tenemos… ésta se reemplazara con otra y cambiará la estética del diseño. Pasándolo a curvas el texto pasa a ser una imagen vectorial por lo tanto, el programa lo considerará como una y no pedirá tipografías. Aprende a pasar tu texto a curvas AQUI.

Para que entiendas mejor:

Dpi (dots per inch), o puntos por pulgada: es una unidad de medida para resoluciones de impresión, concretamente, el número de puntos individuales de tinta que una impresora o tóner puede producir en un espacio lineal de una pulgada.

Demasia: La demasía (bleed) es un área impresa adicional en los márgenes del archivo que finalmente no formará parte de la pieza final. Se utiliza cuando tenemos imágenes o fondos que se imprimirán “al corte”, es decir, que llegarán hasta el borde del papel. Luego de la impresión, las piezas gráficas son cortadas para finalmente llegar al tamaño real del diseño.


Resultado final:


Y listo!

Siguiendo estas pautas ya te garantizaste que tu impresión saldrá con muy buena calidad.

Funciona con BetterDocs

Deja una respuesta